La Pascua en la RCH – un punto de vista un poco diferente (de un bicho raro)

Antes que nada tengo que aclarar que soy un bicho muy raro así que este punto de vista mío sobre una de las fiestas más importantes en la República Checa muy probablemente no comparte la absoluta mayoría de mis compatriotas. También aclaro que no soy feminista. Ni mínimamente. Aprecio de la misma manera tanto a los hombres como a las mujeres. No somos iguales, porque la naturaleza es sabia y nos hizo de tal forma que nos complementaramos, en mis ojos eso es algo maravilloso. No considero a la versión checa de la pascua machista y entiendo perfectamente que es una demostración cultural que surgió por muchas razones históricas, culturales y religiosas. Y tal vez si no hubiera tenido que vivir esa costumbre de tan cerca hasta se me habría hecho igual de interesante como las demás. La verdad acepto que en realidad como un objeto de estudio realmente es muy interesante, por lo menos para mí. Pero aún así, tal vez por mis traumas personales o simplemente porque soy un bicho realmente raro, es una costumbre que sigo detestando aún ahora desde tan lejos…

Bueno, esta costumbre, como todas, tiene muchas variaciones que cambian ligeramene según la región y según la familia. Aunque yo nací y crecí en Praga, mi familia (por parte de los dos de mis padres) es originariamente del Sur de Moravia. Todas mis vacaciones y fiestas pasamos en unos pueblitos cerca de Brno y Znojmo. Obviamente las costumbres de cualquier cultura se pronuncian mucho más en los pueblos pequeños que en las ciudades. Por lo que aún la pascua no es la excepción.

La semana santa en la RCH no se parece  mínimamente a la de los países hispanohablantes. Se celebra desde el jueves hasta el siguiente lunes, lo que corresponde al jueves santo, viernes santo, sabado de gloria y el domingo de resurrección + el siguiente lunes que en realidad es el día más importante de la pascua. Durante la semana anterior al lunes de Pascua en la mayoría de las familias se hacen preparativos para el festivo como tal. Lo más común es pintar y decorar los huevos de gallina. Cocinar y hornear platillos típicos. Tejer y decorar la “pomlazka” – la verdad ni sé como describirlo… digamos que es un látigo rígido o fuete tegido de ramas muy delgadas de un sause, decorado con muchos moños y listones. Aparte en los pueblos pequeños los niños (solamente del sexo masculino) cada vez que deberían sonar las campanas de la iglesia pasan por las avenidas principales del pueblo y hacen ruído con sus matracas ya que se supone que “las campanas volaron a Roma”.

Bueno hasta acá vamos bien :D. Lo divertido llega en la madrugada del lunes. Alrededor de las 5 – 6 horas de la mañana los niños (solamente del sexo masculino) salen a tocar todas las puertas en el pueblo para pedir su recompensa por su trabajo con las matracas y también para usar finalmene su “pomlazka”. Lo que pasa es que parte de la costumbre es la creencia (que obviamente ya nadie cree) que si a una mujer no le pegan con pomlazka durante el lunes de la mañana se va a secar. Así que los chamacos vienen a pegar a todas las mujeres en todas las casas. Lo normal es que no son muy violentos, pero sí hay uno que otro que parecen disfrutarlo. Y ya que están ayudando a la sociedad – con sus matracas (aunque  últimamente ya más bien nadie va con las matracas pero todos aparecen pidiendo su recompensa) y a las mujeres – por limpiarlas – se tienen que llevar sus huevos decorados o huevos de chocolate o dulces o simplemente dinero.

Arbol decorado con los huevos de pascua - Jevisovice - Sur de Moravia

Arbol decorado con los huevos de pascua - Jevisovice - Sur de Moravia

No es algo agradable pero todavía uno lo puede sobrevivir sin que le cause un trauma de mayores. El problema es que obviamente para una niña chiquita como que no le es fácil entender por qué su hermano y todos sus amigos tienen derecho y permiso de sus padres para pegarla y aparte todos por eso les regalan dulces y dinero. Pero tampoco era lo que a mí más me enfermaba de esta costumbre. Lo realmente más asqueroso viene un poquito después cuando los hombres jóvenes empiezan su parte del “trabajo”. Van todos juntos (por lo menos en el pueblo de mi abuelo) de una casa a otra y repiten el ritual de los chiquitos. Solamente que en este caso aparte de los huevos decorados se llevan cada uno en cada casa también un caballito de aguardiente casero. Por lo que se pueden imaginar como estában cuando llegaban a tocar en la puerta de la casa de mi abuela que estaba entre las últimas del pueblo. Borrachos, asquerosos, … y allí se supone que las chavas jóvenes tienen que salir muy amablemente y dejar que las peguen nuevamente. También se supone que se les debe hacer gracioso todo eso que cualquier personaje borracho puede meterles la mano. Orales… tanta atención del sexo masculino para la mujer tiene que ser super agradable no?… :S

Lógico yo como un bicho muy raro no demostraba ni un mínimo de alegría y al contrario cada lunes de pascua terminó en una escena histerica y un conflicto familiar porque qué verguenza de que hay una niña en la familia que es tan mamona e intolerante que seguramente se quedará solterona porque no quiere ni salir del cuarto durante todo el día festivo. Y si ya me obligaron ponía una cara de asco a cualquiera que se me acercaba y no cooperaba mínimamente. Es que se supone que yo me negaba a participar en esa milenaria costumbre por puro capricho y por hacerme interesante…

Pero ni modo, finalmente se dieron cuenta que nunca cambiaré de opinión al respecto y la solución a todo este martírio familiar era quedarme en Praga encerrada mientras mi família se iba celebrar la pascua a Moravia. Nunca logré entender que se les hace divertido a las demás chicas cuando un hombre completamente desconocido, después de vomitar la escalera y sin poder nisiquiera mantenerse de pie, le pega en las nalgas. Aunque en defensa de los pobres chicos, en realidad ellos nunca pegaban fuerte.  Sí, definitivamente soy intolerante y mamona… y prepotente… y toda una oveja negra de la cultura checa. Aparte no tomo cerveza sin limon :DDD. Y para no quedarme solterona me casé con un mexicano 😀 que no tenía ni idea de que me tenía que pegar cada lunes de pascua :DDD.

Una vez propuse que si acpeto participar luego como en algunas regiones diferentes del país por la tarde saldré a echarles agua fría a los hombres. Pero se me aclaró que como estábamos en el Sur de Moravia entonces había que respetar las tradiciones del lugar. Así que nada de rebeldías feministas por parte de las fururas solteronas bigotonas :D.

Me imagino que no en todas las regiones ni en todas las familias eran tan estrictos y que aparte con el tiempo aún esta “maravillosa” costumbre va tranquilizándose y cambiando. Desde el punto de vista de alquien que la odiaba de todo corazón me alegro, desde el otro punto de vista de alquien realmente fascinado por las diferentes culturas y sus demostraciones acepto que es una pena. Pero ni modo… nada es blanco y negro. Y como dice Ruth Benedict: “Nadie ve el mundo absolutamente objetivamente. El hombre lo ve así como a él lo va modificando un conjunto de costumbres, instituciones y formas de pensar concretas. No puede abandonar estos estereotipos aún durante sus reflexiones filosóficas; los conceptos del BIEN y MAL sigue basando en sus costumbres y tradiciones”

Así que los que quieran disfrutar esta tradición, disfrutenla. Y los que no, bienvenidos al club que estamos dispuestos sólo estudiarla :D…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Czechmex en Español, Republica Checa. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Pascua en la RCH – un punto de vista un poco diferente (de un bicho raro)

  1. Melba dijo:

    Es interesante en la historia de la humanidad la manera como se nos ha violentado de diferentes maneras y lamentable es: cómo lo hemos permitido? Gracias por compartir una parte de tu vida, y Ojala que todas seamos bichos raros que No toleremos más ningún tipo de maltrato.

    • es que en realidad no se trata de maltrato. Realmente los chavos no pegan fuerte. Casi nunca duele. Son mucho mas vielontos los niños. El problema es que a mi se me hacia realmente humillante que tuviera que dejar a cualquiera (por costumbre) que me tocara, pero el la mayoria de los casos a las mujeres no les molesta. De hecho son las mujeres las que mas fomentaban esta costumbre. Pero para nada lo veo como algo violento. El problema mas violento de esta costumbre es que por la tarde mucha gente esta muy borracha y hay muchas accidentes.

  2. Pingback: Celebración de la “Pascua Checa” en México, D. F. – aviso | Czechmex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s